Publica una oferta

Empleos en Asistencia Social

Descripción

La Asistencia Social es un ramo que comprende la asistencia, orientación y consultoría a individuos en diversos aspectos de sus vidas. Los profesionales del área se especializan en ayudar a otros a superar sus problemas, tales como discriminación por su raza, género, religión u orientación sexual, así como la pobreza, trastornos de salud, consumo de estupefacientes o maltrato familiar.


La mayoría de quienes trabajan en el área de Asistencia Social suelen trabajar para centros comunitarios, organizaciones dedicadas al bienestar social y fundaciones sin fines de lucro. Si bien la operatividad de tales instituciones depende de la labor de sus voluntarios, existen oportunidades de empleo para quienes quieran decidan tener una carrera basada en ayudar a otros.


Dependiendo del tipo de Asistencia Social, estos profesionales pueden trabajar con niños y adolescentes o con adultos, brindándoles asistencia en diversos aspectos de sus vidas.

Labores diarias

Los profesionales en el área de Asistencia Social cumplen con las siguientes responsabilidades:


  • Entrevistar y aconsejar a individuos, grupos de personas o familias.
  • Planificar encuentros sociales, reuniones y demás actividades, extendiendo invitaciones a cada uno de los involucrados.
  • Brindar asesoría y orientación legal, financiera, médica o relacionada con la vivienda.
  • Ayudar a otros a desarrollar destrezas, tales como la confianza en sí mismos, determinación y disciplina, a los fines de que superen sus problemas.
  • Elaborar informes que describan el progreso y el desarrollo de los individuos o grupos bajo su orientación.
  • Investigar los casos de abuso doméstico infantil, además de presentar la denuncia correspondiente a las autoridades.
  • Monitorear y ayudar a los niños y adolescentes a lo largo del proceso de adopción.
Habilidades

Todos los profesionales en el sector Asistencia Social comparten las mismas capacidades, las cuales incluyen, entre otras, las abajo mencionadas:


  • Poseer excelentes habilidades de comunicación.
  • Tener altos niveles de empatía y compasión.
  • Ser optimista, entusiasta, proactivo y tener la habilidad de motivar a otros.
  • Poseer altos niveles de creatividad, iniciativa, flexibilidad y capacidad de respuesta.
  • Ser organizado y tener habilidades administrativas.
  • Ser analítico, con habilidades para la resolución de problemas.
  • Tener intuición y ser capaz de tomar decisiones.
  • Tener profesionalismo y ética profesional.

Las oportunidades laborales en el campo de la Asistencia Social están abiertas para candidatos que tengan un alto nivel de empatía y el deseo de ayudar a otros. Por lo general, se prefiere a quienes tienen un título universitario en Trabajo Social o Psicología.


La experiencia en el ramo es un factor importante en el perfil de los candidatos que desean incursionar en el sector, por lo general, se prefiere a quienes hayan trabajado al menos 2 años en el área, experiencia que puede ser fácilmente obtenida a través de trabajo voluntario en diversas organizaciones y fundaciones.