Publica una oferta

Empleos en Banca

Descripción

El sector bancario comprende un amplio rango de carreras que requieren una gran diversidad de destrezas y habilidades. El gran atractivo de la banca radica en la estabilidad laboral que ofrece, así como en los salarios competitivos y los beneficios laborales.


Este campo abarca posiciones como Asesor Financiero, Cajero Bancario, Asesor de Crédito, Gerente de Sucursal, entre otros. Este tipo de profesiones involucra todo lo concerniente a números, estadísticas, balances y porcentajes, de ahí que sea imprescindible tener habilidades para las matemáticas, la Contaduría y Administración en general. Asimismo, es fundamental tener en consideración que cada uno de estos oficios tiene contacto con el público, un aspecto que permite entrar en contacto con la comunidad.


Son muchas las opciones para trabajar en la Banca, ya que hay posibilidades tanto para quienes se inician en esta área, como lo es Cajero Bancario, cargo que no requiere de una formación académica especial, como para aquellos que aspiran a seguir surgiendo y aprendiendo, como el cargo de Asesor Financiero o Gerente de Sucursal.

Labores diarias

Los profesionales en el área de la Banca suelen estar divididos en dos grupos: ejecutivos y otros empleados. Aquellas personas en cargos ejecutivos cumplen con las siguientes responsabilidades:


  • Monitorear el mercado, las tendencias y condiciones de la industria.
  • Reclutar, capacitar y supervisar a los empleados.
  • Administrar el presupuesto designado y supervisar el desempeño del personal.
  • Desarrollar y revisar planificaciones tácticas y operativas, así como procedimientos y sistemas, a los fines de que estén conformes con las políticas, objetivos y procedimientos establecidos por la institución financiera.
  • Reunirse con los clientes para atender sus inquietudes o reclamos y hacerle seguimiento a sus impresiones respecto al servicio brindado.
  • Garantizar que haya diligencia en la asistencia brindada a los clientes, así como velar por el mantenimiento de estándares éticos.
  • Investigar el historial financiero de los clientes, contactar a compañeros de otras instituciones financieras para solicitar detalles sobre su capacidad de pago.
  • Realizar la compra o venta de productos financieros.
  • Llevar registros computarizados.

  • Por otro lado, el resto de los empleados administrativos cumplen con las siguientes responsabilidades:


  • Brindar asistencia y orientación en la realización de transacciones financieras a los clientes y, en ocasiones, entrevistarlos para indagar sobre su perfil financiero.
  • Atender a las inquietudes y reclamos de los clientes, además de informarles acerca de estatus de sus operaciones bancarias.
  • Recopilar y clasificar información, archivar y organizar la documentación física y electrónica, además de velar por la actualización pertinente de la base de datos.
  • Llevar un registro actualizado de las operaciones y transacciones ejecutadas diariamente.
  • Remitir comunicaciones a los clientes, notificaciones y recordatorios de pago, actualizaciones de sus balances, entre otros.
  • Habilidades

    Todos los profesionales en el sector bancario comparten las mismas capacidades, las cuales incluyen, entre otras, las abajo mencionadas:


    • Tener excelentes habilidades matemáticas.
    • Ser organizado, analítico y tener la habilidad de resolver problemas.
    • Estar en la capacidad de realizar varias tareas al mismo tiempo y de saber priorizar sus actividades, además de manejar con destreza altos volúmenes de trabajo.
    • Poder adaptarse y aprender de manera rápida en un contexto de exigencias en constante cambio.
    • Poder comunicarse de claramente, tanto de manera oral como escrita, a los fines de dar instrucciones e información o de asistir a los demás empleados y clientes de manera efectiva.
    • Ser amigable a los fines de fomentar relaciones positivas.
    • Tener vocación de servicio, prever las necesidades de los clientes y gestionar sus solicitudes de una manera proactiva y eficiente.
    • Prestar atención a los detalles y ser meticuloso, a los fines de garantizar el cumplimiento de lo solicitado en su totalidad.
    • Tener la habilidad de identificar y resolver problemas de manera efectiva y oportuna.
    • Tener excelentes habilidades administrativas y en el manejo de computadoras, bases de datos y programas bancarios.
    • Tener discreción para manejar información confidencial.

    Para poder obtener un cargo destinado a quienes se están iniciando en el sector bancario, como lo es el de Cajero Bancario, es importante haber culminado la secundaria. En el caso de los cargos ejecutivos, es indispensable tener un título universitario en Finanzas, Administración, Contaduría u otras carreras afines. En lo referente a las especificaciones de cada perfil profesional, los candidatos pueden adquirir destrezas realizando estudios complementarios en Bienes Raíces, planificación financiera, mercado de capitales, corretaje de bolsas, mercado del dinero, fideicomiso, legislación aplicable a este sector, Ventas, atención al cliente, entre otros.