Publica una oferta

Empleos en Cuerpos de Seguridad

Descripción

Los Cuerpos de Seguridad abarcan los empleos destinados al control y protección de la sociedad civil, en tal sentido, quienes trabajan en él tienen el deber de investigar, descubrir, luchar, sancionar, encarcelar y rehabilitar a todo aquel que quebrante la ley. Gran parte de los empleos son ofrecidos por instituciones del Estado, entidades gubernamentales o agencias de inteligencia; no obstante, hay individuos que optan por trabajar de manera independiente.


Dentro de los distintos cuerpos y agencias de seguridad comprendidas en este ramo, hay múltiples categorías y diversas responsabilidades a ser asumidas. Dada la extensión de la ley, algunos entes policiales se enfocan en la protección de distritos o ciudades, mientras que los Cuerpos de Seguridad de mayor envergadura abarcan lo pertinente a estados o a escala nacional. El área a ser protegida por un determinado ente se denomina jurisdicción, la cual puede coincidir en algunos casos, permitiendo el trabajo en conjunto de dos agencias en un caso en concreto.

Labores diarias

Los profesionales en los Cuerpos de Seguridad cumplen con las siguientes responsabilidades:


  • Patrullar partes de la ciudad a pie, en bicicleta, conduciendo un vehículo o a caballo.
  • Patrullar autopistas, carreteras y demás vías de tránsito para velar por el cumplimiento de las leyes de tránsito.
  • Investigar actividades criminales.
  • Detener criminales o infractores de la ley.
  • Mantener el orden en eventos públicos.
  • Brindar asistencia en situaciones de emergencia.
  • Custodiar centros penitenciarios.
  • Trasladar a los detenidos o reclusos de un centro a otro cuando sea necesario.
  • Rendir testimonio en corte cuando así lo determine la ley.
  • Utilizar armamento letal y no letal, tales como armas de fuego, bastones, gas pimienta, entre otros.
  • Crear consciencia en materia de prevención del crimen y medidas de seguridad.
Habilidades

Todos los profesionales en los Cuerpos de Seguridad comparten las mismas cualidades, las cuales incluyen, entre otras, las abajo mencionadas:


  • Poseer excelentes habilidades de comunicación.
  • Estar en la capacidad de solucionar problemas y de ser analítico.
  • Estar en excelentes condiciones físicas.
  • Tener habilidades de auto-defensa y estar en la capacidad de manejar armamento.
  • Saber conducir.
  • Ser capaz de trabajar en equipo, tener liderazgo y facilidad para tomar de decisiones.
  • Tener un conocimiento avanzado de computación.
  • Ser organizado.
  • Tener integridad, moralidad, honestidad y responsabilidad.

La gran mayoría de los trabajos en los Cuerpos de Seguridad requieren de mucha preparación y entrenamiento, por lo general, los candidatos deben cumplir con la capacitación formal en una academia policial del Estado, en la que los Cadetes reciben un entrenamiento especial. En principio, para poder ser elegible en cualquier empleo del ramo, es indispensable haber culminado los estudios de secundaria, además de ello, dependiendo del perfil requerido, puede ser necesario tener formación en Ciencias Policiales, Criminología, Criminalística, Ciencias Forenses, Ciencias Sociales u otras carreras afines. La duración del entrenamiento y su nivel de complejidad puede variar de un cuerpo de seguridad a otro.


En virtud de la naturaleza de los empleos de los Cuerpos de Seguridad, los candidatos no deben tener antecedentes penales, aunque el comité de selección de las academias puede pasar por alto faltas menores, es recomendable no haber quebrantado la ley. Las evaluaciones físicas y psicológicas son obligatorias para todos los aspirantes, no cumplir con los estándares mínimos exigidos conllevará a la exclusión inmediata de un individuo.


Por lo general, los profesionales del ramo tienen porte de armas de fuego a los fines de prevenir un acto criminal y de hacer cumplir la ley cuando sea necesario; no obstante, estos individuos utilizan, además, una amplia gama de armamento no letal en el desempeño de su labor. Asimismo, es fundamental que tengan licencia de conducir vigente.