Publica una oferta

Empleos en Educación

Descripción

Los profesionales del sector educativo ayudan a que otros se mejoren a sí mismos y a que aumenten su conocimiento, a través de la enseñanza de aptitudes académicas y sociales, para lo cual utilizan herramientas de aprendizaje u organizan actividades educativas. Asimismo, se encargan de suministrar información, aconsejar y hacer seguimiento de la progresión de cada estudiante.


En tal sentido, por lo general, quienes se dedican a esta rama profesional, se especializan en un área específica con el fin de adquirir un amplio conocimiento y ser expertos en la disciplina de su selección. De ahí que algunos prefieran trabajar con niños y adolescentes, mientras que otros se enfocan en adultos y personas mayores.


En su mayoría, los profesionales de la Educación son quienes supervisan la salud mental y física de los estudiantes y de cualquier trastorno de conducta o dificultad de aprendizaje que puedan presentar, para lo cual los remiten a servicios especializados a los fines de recibir el tratamiento adecuado.

Labores diarias

Los profesionales en el área de la Educación cumplen con las siguientes responsabilidades:


  • Educar, informar, aconsejar, asesorar y dar consultas a estudiantes, para lo cual elaboran y presentan material educativo alineado con el plan de estudios aprobado.
  • Identificar las necesidades y objetivos de los estudiantes y asegurarse de que se esfuercen por obtenerlos.
  • Elaborar, impartir y corregir evaluaciones.
  • Hacer seguimientos y realizar informes que dejen por sentado la progresión y desarrollo de los estudiantes, a la par de su salud, seguridad y bienestar.
  • Garantizar el desarrollo personal, intelectual y social de los alumnos.
  • Comunicarse con padres, estudiantes y demás maestros y profesores a los fines de transmitir sus impresiones sobre el desempeño de cada estudiante, dar sugerencias para el enfoque y estrategias educativas a implementar y, asimismo, desarrollar o actualizar el plan de estudios.
Habilidades

Todos los profesionales en el área de la Educación comparten las mismas cualidades, las cuales incluyen, entre otras, las abajo mencionadas:


  • Apreciar genuinamente a otras personas y el deseo de verlas triunfar.
  • Poseer habilidades de comunicación excepcionales, entre las cuales deben destacar la negociación, resolución de conflictos, compenetración y la facultad de ser un buen oyente.
  • Tener la capacidad de trabajar en un ambiente multicultural, demostrando consideración y respeto hacia la diversidad de estratos y particularidades de los niños y sus familias.
  • Tener intuición, criterio, la facilidad de toma de decisiones y pensamiento estratégico o analítico.
  • Utilizar su creatividad e imaginación para desarrollar nuevas perspectivas y aplicar nuevas soluciones a los problemas.
  • Ser organizado, detallista y estar en la capacidad de estructurar y ajustar contenido de manera estratégica.
  • Estar en la capacidad de recopilar información, definir problemas, establecer hechos generales y aportar conclusiones válidas.
  • Actitud optimista, entusiasta, positiva y la habilidad de motivar a otros.
  • Tener iniciativa, flexibilidad, perseverancia y compromiso.
  • Tener la habilidad de trabajar tanto de manera independiente como en equipo.
  • Tener un conocimiento amplio sobre los métodos actuales de evaluación y legislación vigentes.

Por lo general, para desempeñarse en este campo es necesario tener una licenciatura o maestría en Educación. Dependiendo de la especialidad, tal como es el caso de los Psicólogos Educativos o los Terapeutas del Lenguaje, puede que sea requerido tener algún tipo de licencia o certificación especial.


Asimismo, los profesionales de este ramo deben tener una extensa formación académica y profesional en su área de experticia.