Publica una oferta

Empleos en Idiomas

Descripción

En términos científicos y académicos, el idioma es un sistema complejo de comunicación que puede servirse de diversos medios, como lo son el escrito, las señas o gestos y los discursos; el inglés, francés o español son algunos ejemplos, cada uno de ellos tiene una serie de reglas particulares que lo distingue.


Los Idiomas son los códigos que las personas utilizan para transmitir sus ideas a otros, en tal sentido, incursionar como profesional en el ramo normalmente implica manejar al menos dos lenguas diferentes, es decir, estar en la capacidad de comprender un mensaje en un idioma determinado y pasarlo a otro conservando siempre el sentido y la intención original de quien expresó la idea.


Los profesionales de los Idiomas son conocidos como Traductores, Intérpretes o Lingüistas, estos se desempeñan en distintas instituciones y campos, tales como la investigación académica, la Educación o relaciones y negocios internacionales.


La mayor parte de estos profesionales trabaja con su lengua materna y un idioma extranjero; no obstante, son muchos los que dominan un tercer o cuarto idioma. El inglés, español, francés, mandarín y árabe son los más comunes, dado el crecimiento de su población e influencia mundial de estos países y economías.


Asimismo, es fundamental entender que el hecho de que una persona sea bilingüe no quiere decir que necesariamente pueda desempeñarse como Traductor o Intérprete, ya que los profesionales en el ramo de Idiomas tienen en su haber una formación académica ideada para comprender e interpretar un mensaje originalmente expresado en un idioma y retransmitirlo en otro diferente. Estos individuos han sido capacitados en Lingüística, el estudio científico de las lenguas, tienen un conocimiento avanzado de gramática, sintaxis y semiótica, además de conocer los procesos comprendidos en la retención y transmisión del mismo tono e intención utilizada en el mensaje original.

Labores diarias

Los profesionales en el campo de los Idiomas cumplen con las siguientes responsabilidades:


  • Transmitir mensajes verbales, escritos o expresados en un idioma distinto al empleado originalmente, conservando el mismo tono, intención y sentido.
  • Crear y actualizar su banco de términos o glosario con distintos vocablos técnicos y culturales para cada disciplina.
  • Conservar el estilo, coherencia y uniformidad que distingue al mensaje original.
  • Transmitir conceptos de una lengua origen a una meta, garantizando que las correspondencias empleadas respeten los matices y el sentido.
  • Garantizar que el sentido y la entonación del mensaje se mantengan fiel al original.
  • Realizar una investigación previa a la ejecución de cada asignación para familiarizarse con el tema en cuestión.
  • Poseer un excelente nivel de manejo de terminología especializada y lenguaje técnico, como aquel empleado en el contexto legal, comercial, técnico-científico, etc.
Habilidades

Todos los profesionales en el ramo de Idiomas comparten las mismas cualidades, las cuales incluyen, entre otras, las abajo mencionadas:


  • Poseer un excelente manejo de sus idiomas de trabajo, sus estructuras gramaticales y de la terminología técnica o especializada.
  • Demostrar unas habilidades de comunicación impecables.
  • Tener altos niveles de sensibilidad cultural.
  • Poseer excelentes habilidades analíticas y de investigación.
  • Tener un excelente conocimiento de computación y estar en la capacidad de utilizar programas para el procesamiento de palabras y sistemas especializados para la traducción computarizada (herramientas CAT).
  • Poseer excelentes habilidades de organización, estar en la capacidad de trabajar en un contexto de exigencias en constante cambio.

Los profesionales de los Idiomas se sirven de su talento y aptitud innata para aprender nuevas lenguas. Los métodos que estos expertos utilizan para lograrlo varían de persona a persona; sin embargo, las modalidades más comunes son la inmersión, la cual consiste vivir por un tiempo en un país en el que se hable el idioma de su interés o, la más común, tomando clases en un centro educativo. Por lo general, se prefiere aplicar una combinación de ambos métodos, a los fines de adquirir el conocimiento pertinente de los aspectos teóricos y gramaticales de la lengua en un entorno académico y de tener la posibilidad de familiarizarse con el componente cultural fuera del salón de clases.


A los fines de incursionar como profesionales en el ramo, es indispensable tener un título universitario en Idiomas Modernos, Inglés, Literatura, Letras o Lingüística. Luego de haber culminado la formación académica, el individuo, de preferir un oficio más práctico, puede optar por especializarse en Traducción o Interpretación. En el caso de quienes prefieren un campo más académico, pueden realizar estudios de maestría o doctorado en Lingüística.


Por último, para trabajar como Perito Traductor o Intérprete Público, el individuo debe certificarse ante el Consejo de la Judicatura o ante el Tribunal Supremo de Justicia de México, en cuanto a ello, es importante considerar que los requisitos y procedimientos varían de acuerdo al estado correspondiente.